Patricia Pérez-Raudez, artista visual chilena venezolana, de madre nicaragüense, partió de Chile a los 15 años y regreso en el 2017. En Chile en el Taller Emilio Vaisse de Santiago mostró sus dibujos hechos en Caracas.

Nace en Concepción en 1956, pertenece al Círculo de Dibujo de Caracas, desde el año 2000, y es miembro de la Asociación Venezolana de Acuarelistas (AVA).

Diseñadora gráfica egresada del Instituto de Diseño Newman en Caracas.

Estudia en la Escuela de Arte de la Universidad Católica en Chile y en Venezuela, toma cursos libres en la Escuela de Arte Cristóbal Rojas. Se forma en talleres de cerámica al torno y modelado, escultura, grabado, esmalte sobre metal, dibujo y pintura.

Estrategia Visual

En la práctica del dibujo, la línea es para mí como una entidad independiente, lleva a la mano para que en el gesto surja el trazo. Es la búsqueda incansable de su expresión, con lápiz, pincel o simplemente en el trazo del dedo la línea surge libre y se crea la batalla entre el dibujo y la pintura.

Voy definiendo los colores de la paleta a trabajar antes del primer trazado para profundizar entre un color y otro y que la línea baile entre ellos, protagonizando la composición.

Los rostros de la urbe, plasmados en miradas que se funden unas con otras generando un rostro y varios al mismo tiempo, de frente y de perfil fiel reflejo de lo cotidiano y lo que muestra el Espejo. Observo las raíces, los troncos, las aves, hojas que se entremezclan para crear el vínculo del ser humano con la naturaleza.

Su arte del dibujo trae a la luz deliciosos siluetados que marcan la belleza sublime y vaporosa de la Naturaleza, donde los seres humanos entre lianas plantas y arbolaria como entorno edénico, miran perspicaces, sin pudor y con aire indigenista. Allí la figura humana reposa en un espacio idílico, rodeada de rayos de clara complacencia hedonista del artista, que confirma la feliz autoconciencia en el arte:

“Mi imaginación junto al ejercicio del desnudo me llevó a lo erótico. Lo sensual. Lo insinuante. No me gusta lo vulgar, lo feo, lo grotesco. Busco la belleza, armonía, lo agradable”.

Respecto al desnudo, en cuyos cuerpos en grados de medio tono se vivifican angelicales primeros planos, con la magia de la línea, dice:

“El desnudo llegó a mí. No lo busqué. Estuvo frente a mi desafiante, de un ser humano a transformarse en dos planos que hablan de su volumen a través de la línea. La línea, una amiga dulce a mi lado desde siempre, vino conmigo desde que llegué a este mundo.”

Sus dibujos que tienen la velocidad de belleza, rápida segura y espontánea, contagiando ese degustar el arte por su calor espiritual y fuerza.

Exposiciones

2018 Muestra individual Hotel Maison Italia
2019 Muestra individual Taller Emilio Vaisse
2019 Muestra individual Taller Espacio Malaquias
2019 Muestra colectiva Celebración Del Dia De Las Artes Visuales, Municipalidad de Peñalolén, Chimkowe
2019 Muestra colectiva Noche Parisina, Hotel W -16 OCT 2019 Música, artes visuales, poesía, y body pint
2019 Muestra colectiva Mercadito Taller Emilio Vaisse